La escalada, un deporte de guerreros


escalada

Fuerza, resistencia, agilidad mental y concentración son solo algunas de las cualidades que tiene que tener o que puede mejorar aquella persona que se atreva a practicar la escalada.

En que consiste la escalada

Este deporte consiste en trepar por paredes naturales o artificiales de hasta 20 metros o más. Lo podemos practicar en varios ambientes, ya sea dentro de un centro de escalada en un ambiente controlado o aventurarnos a una gran montaña para disfrutar de los paisajes más extraordinarios mientras realizamos nuestra ruta.

La escalada es un deporte que ha ganado muchos adeptos en los últimos años, la mayoría de ellos personas jóvenes con edades entre los 17 y los 25 años, aunque eso no quiere decir que personas con mayor edad puedan practicarlo.

Mientras se cuente con la resistencia y la fuerza para escalar cualquiera con el valor suficiente puede hacerlo sin problemas.

Es tanto el auge de esta práctica que la incluso se ha conseguido que este deporte sea aceptado en el comité de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Así es, en las próximas olimpiadas podremos ver a los mejores atletas desempeñarse en las diferentes clases de escalada que se pueden practicar en el mundo.

Hay cinco tipos básicos de escalada, unos son más peligrosos que otros pero todos nos aportan un entrenamiento completo para el cuerpo, desde la punta de los pies hasta las hebras de nuestro cabello y todo nuestro interior también.

Escalada tradicional

La escalada tradicional es aquella que se realiza en un ambiente natural como una montaña o un cerro, en la cual debemos subir una pared natural utilizando artículos de seguridad. En la escalada tradicional vamos a utilizar arnés, cuerdas y otros implementos necesarios para ayudarnos a subir y realizar la ruta. Este tipo de escalada se suele realizar en rutas grandes, con subidas que superan fácilmente los 50 metros.

Escalada libre

La escalada libre es quizás la modalidad más peligrosa de este deporte. En esta ocasión realizaremos rutas más cortas debido a la exigencia física que representa, las paredes generalmente oscilan entre los 10 y los 20 metros de altura.

La gran diferencia es que en esta ocasión no vamos a utilizar ningún tipo de cuerda o arnés, solo estaremos nosotros con nuestros brazos y piernas contra la imponente naturaleza.

Boulder

Esta es una forma de escalada integral en un ambiente controlado, generalmente son distancias muy cortas, con paredes que rara vez superan los 10 metros de altura. Se puede realizar con cuerdas o sin ellas y siempre se cuenta con una colchoneta debajo en caso de caída, es una gran forma de iniciarse en este deporte.

Deportiva

Parecida a la escalada Boulder, en esta ocasión nos vamos a enfrentar a una ruta corta con anclajes fijos en los que nos apoyaremos para llegar a la cima en el menor tiempo posible. También se realiza sin cuerdas y con colchonetas en el suelo.

Hielo

Como lo indica su nombre, este tipo de escalada se realiza en paredes heladas, se debe contar con equipamiento especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *