toallitas humedas desinfectantes

¿Qué beneficios producen las toallitas húmedas desinfectantes?

Actualmente, las toallitas húmedas desinfectantes son productos que no pueden faltar en el hogar. Después de la pandemia se convirtieron en un imprescindible a la hora de limpiar y desinfectar superficies.

Aunque no son la mejor solución para una limpieza y desinfección total, si son de utilidad a la hora de prevenir la contaminación, y la propagación de enfermedades e infecciones.

Toallitas húmedas con muchos beneficios

Las toallitas húmedas desinfectantes son productos que no deben faltar en el hogar o en la cartera a la hora de salir a la calle. Al ofrecer una solución eficiente para la higiene de las manos y superficies, su uso es indispensables.

Son muchos los beneficios de las toallitas húmedas desinfectantes, entre los cuales destacan los siguientes.

Ahorran tiempo

Las toallitas húmedas son productos prácticos, se pueden llevar a cualquier lugar, por lo que ayudan a ahorrar tiempo a la hora de limpiar o desinfectar las manos, o superficies que se desean.

Cuentan con ingredientes activos que son capaces de desinfectar las superficies con una alta eficacia. Gracias a esto, las personas no tienen que invertir tiempo en ir al baño a lavarse con agua y jabón, o buscar un trapo con desinfectante para limpiar las superficies.

Con solo sacar una toallita húmeda y pasarla por las manos o una superficie, es suficiente para eliminar rastros de suciedad, residuos, o bacterias.

Sencillas de usar

Una de las características que hace útiles a las toallitas húmedas en el mundo moderno, es su facilidad de uso. Con retirar la toallita del envase o caja individual, es suficiente para aprovechar todos sus beneficios.

La rapidez y la facilidad de uso de las toallitas las convierte en grandes aliadas para las personas que viven una vida acelerada, y quieren tener la seguridad de tener las manos o superficies limpias.

Tampoco es necesario enjuagar o lavar las toallitas húmedas, ya que son productos de un solo uso.

Solución antiséptica y desinfectante

Las superficies públicas cuentan con una gran cantidad de virus, microorganismos y bacterias que pueden causar enfermedades o infecciones. Con las toallitas húmedas es posible protegerse contra estas amenazas.

Las toallitas húmedas cuentan con propiedades desinfectantes y antisépticas. Gracias a esto, tienen la capacidad de eliminar con alta eficiencia a los microorganismos, con un porcentaje de efectividad del 99.9%.

Son una excelente solución cuando las personas no cuentan con agua y jabón en el momento, de esta manera desinfectan las superficies a tocar con facilidad, para así cuidar de su salud.

Refrescan y aromatizan

La humedad en las toallitas es muy refrescante, por eso, se recomienda usarla para esos días de calor o de constante exposición al sol. Esta humedad es capaz de refrescar la piel, eliminando la transpiración y la suciedad de la piel con pocas pasadas.

Como no contienen alcohol, las toallitas húmedas no causan irritaciones en la piel ni ningún otro tipo de reacción negativa. Además, el paquete donde vienen las toallitas ayuda a que conserven su humedad durante mucho tiempo, aunque es importante cerrarlo de la manera adecuada.

Uno de los elementos que se usan en las toallitas es el aloe vera, el cual ayuda a refrescar la piel. También cuentan con una fragancia agradable que se queda impregnada en la piel con cada pasada, generando una sensación más agradable durante su uso.

Puntos importantes sobre su uso

Para aprovechar al máximo los beneficios de las toallitas húmedas desinfectantes, es importante conocer varios puntos esenciales con respecto a uso, de esta manera su efectividad es más alta a la hora de desinfectar y limpiar las superficies.

Antes de pasar las toallitas por las superficies, es necesario verificar la compatibilidad. La mayoría de las toallitas se pueden usar para superficies duras y no porosas, como la fibra de vidrio, el laminado o el vinilo, por ejemplo.

Sin embargo, se recomienda usar primero en una pequeña zona para asegurar que no produzca decoloración.

También es importante verificar la humedad de las toallitas. Si el envase permaneció abierto, es normal que las toallitas estén secas al tacto, por lo que su capacidad de desinfectar y limpiar es menor.

Para la limpieza de las superficies, lo ideal es una limpieza de forma vertical, desde arriba hacia abajo. La zona limpiada debe permanecer brillante y húmeda, esto es un indicativo que las toallitas cuentan con una buena humedad.

A la hora de desinfectar superficies grandes, es necesario usar varias toallitas húmedas, dado que una sola es capaz de limpiar un área menor a un metro cuadrado. Tampoco se recomienda reutilizar las toallitas, esto provoca que se muevan las bacterias de una superficie a otra.

Después de pasar las toallitas húmedas, se debe esperar entre 4 a 10 minutos para que el desinfectante actúe, y elimine los gérmenes, bacterias y microorganismos con eficiencia. Este tiempo es suficiente para que el desinfectante se adhiera a las superficies y elimine los microorganismos.

Hay que esperar a que las superficies se sequen al aire, esto dependerá de la temperatura y de la humedad en el ambiente. No es necesario limpiar el desinfectante después de pasar las toallitas húmedas.

Sin embargo, si en las superficies se prepararán alimentos o se va a comer, se deben enjuagar con agua, y secar con una toalla limpia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.