¿Cómo escoger una buena residencia?

Una residencia, es un lugar donde los adultos mayores pueden disfrutar de una mayor calidad de vida durante esta etapa de sus vidas. Descubre que es la iso para residencias y los secretos para escoger una de calidad

Hay varios puntos a tener en cuenta a la hora de elegir una residencia para ancianos, siendo necesario seguirlos para garantizar que recibirán el mejor tratamiento, disfrutarán de un ambiente agradable, y que se puede acompañarlos para que no se sientan solos.

Puntos importantes para elegir una buena residencia

Existen una gran variedad de residencias para elegir a la hora de buscar un lugar para los adultos mayores. Por lo tanto, es necesario seguir diferentes criterios para elegir la más adecuada para ellos, y garantizar que disfruten de una mayor calidad de vida durante la vejez.

Certificado ISO para residencias

residencia ancianos

Al igual que otras instituciones, las residencias geriátricas pasan por revisiones periódicas para determinar la calidad de sus servicios y de las instalaciones, con el fin de garantizar una atención excelente.

Cuando la residencia cuenta con el certificado ISO, quiere decir que cumple con los requisitos básicos y con los estándares de calidad, demostrando la excelencia de sus servicios y atención.

Las residencias con este certificado lo deben mostrar en su página web, igual se puede buscar en AENC o Asociación Española de Normalización y Certificación, para verificar que cuentan con el certificado ISO.

Ubicación de las residencias

Visitar a los adultos mayores cuando están en la residencia es importante para su bienestar, de lo contrario se sentirán aislados y abandonados, lo cual afecta de forma negativa su salud.

Es importante elegir una residencia cercana al domicilio o trabajo de los familiares, facilitando las visitas diarias o semanales. También se recomienda elegir una residencia cercana al lugar donde pasó la mayor parte de su vida, gracias a esto, se siente más familiarizado con el entorno.

Además, el centro geriátrico debe disponer de excelentes comunicaciones, con conexiones a transporte público y con carreteras en buen estado, para que la visita sea más sencilla para los familiares.

Salud de los adultos mayores

La dependencia y la salud de los adultos mayores, es un factor que influye en la elección de la residencia.

Si los ancianos padecen de una enfermedad, discapacidad o afección específica, requiere de una residencia capaz de ofrecer atención especializada para este tipo de dependencia, de esta manera la calidad de vida de los adultos mayores mejora.

Hay residencias para diferentes dependencias, como para válidos, asistidas o mixtas, así como los centros especializados en enfermedades degenerativas, como el Alzheimer o Parkinson, por ejemplo.

Actividades sociales

Las residencias geriátricas deben asegurar a los adultos mayores una amplia variedad de actividades que incentiven la socialización, la autonomía, y la mejora de la condición física.

Las actividades ayudan a los adultos mayores a desarrollar sus capacidades cognitivas y psicosociales, esto mejora su bienestar y salud.

De igual manera, una buena residencia debe contar con actividades al aire libre, como asistir a conciertos, talleres o prácticas de yoga, por ejemplo. Incluso permitir la celebración de los cumpleaños junto a los seres queridos y amigos.

Con estas actividades, se evita el aislamiento o la soledad, también ayuda a que los ancianos no pierdan sus capacidades sociales e intelectuales.

Equipo de profesionales

Una buena residencia debe ser capaz de proporcionar un equipo de profesionales, con la formación y especialización adecuada, para ofrecer una atención completa e integral a los adultos mayores.

Antes de elegir una residencia, hay que conocer al equipo y conocer su experiencia cuidando a ancianos. De igual manera, debe disponer de un equipo completo, con enfermeros, auxiliares, trabajadores sociales o fisioterapeutas.

También debe disponer de profesionales especializados en enfermedades específicas, esto aumenta la seguridad de que reciban el trato adecuado. Los profesionales que van a cuidar a los adultos mayores tienen que ser empáticos y cercanos, de esta manera los ancianos se sentirán más a gusto durante su estadía.

Escuchar su opinión

Es indispensable escuchar la opinión de los adultos mayores, dado que son ellos quienes pasarán su tiempo en la residencia. Los adultos mayores deben sentirse a gusto en la residencia, incluso poder elegir la residencia de acuerdo a sus preferencias y necesidades.

Gracias a esto, el proceso de elección es más sencillo y hay mayores garantías de que se sientan tranquilos y cómodos durante su tiempo en la residencia.

¿Por qué elegir una residencia geriátrica?

En una residencia para adultos mayores, los familiares se aseguran de que reciba la mejor atención médica, una buena alimentación, y una higiene personal de calidad. Gracias a esto, la calidad de vida de los ancianos mejora.

Además, es posible contar con un envejecimiento activo y saludable por medio de las actividades y la socialización con otros adultos mayores, reduciendo los efectos negativos de la soledad.

Las residencias permiten a los familiares continuar con sus compromisos diarios sin desatender a los adultos mayores, evitando accidentes que puedan afectar de forma grave su salud y bienestar.

En las residencias se busca que los adultos mayores tengan la mayor autonomía, esto permite que se sientan mejor consigo mismos. Incluso ofrecen distintos tipos de financiación para que los familiares puedan pagar con más facilidad la estadía de los adultos mayores.

Siguiendo estos puntos, es más sencillo encontrar una buena residencia para que los adultos mayores disfruten de una mayor calidad de vida, de un ambiente agradable y la atención que merecen a esta edad, sin importar su grado de dependencia, o si sufre de una enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *