mujer proteccion auditiva

¿Cómo puedo proteger mis oídos?

Los oídos se diferencian por los que se encargan de percibir cada uno de los sonidos que se encuentran a nuestro alrededor, y frecuentemente suelen encontrarse expuestos ante la contaminación acústica creada por nosotros mismos.

Por lo general, pasamos por alto todo ese ruido sin prestar atención al cuidado de nuestra salud auditiva, por eso en esta ocasión queremos hablarte sobre las medidas que puedes tomar, así que si te preguntas ¿cómo puedo proteger mis oídos?, no te pierdas los siguientes consejos

Consejos básicos que debes seguir para proteger tus oídos

Los oídos son una zona importante y sensible del cuerpo humano, por lo que no es extraño decir que tener una buena audición es básica para poder disfrutar de una mejor calidad de vida.

Sin embargo, al no tener hábitos apropiados en torno a tu audición, existe la posibilidad de que termines perdiéndola de manera parcial o total. Es por eso que debes prestar especial atención al cuidado de tus oídos cada día, y una manera de hacerlo es siguiendo estos consejos que te compartimos a continuación:

Utiliza los dispositivos electrónicos de forma moderada

Utilizar continuamente los reproductores portátiles de música, el móvil o la TV, sobre todo a un volumen excesivo, supone un gran daño para los oídos; por eso es fundamental que moderes tanto el tiempo durante el que te expones a ellos y también la intensidad con la que lo haces, sobre todo si sueles usar auriculares, debido a que los mismos implican un riesgo de pérdida auditiva.

En este sentido, lo más recomendable es que utilices la regla 60-60, que consiste en no usarlos más de 60 minutos cada día, y evitar hacerlo con un volumen mayor al 60%.

Cuidado con la humedad

Debes asegurarte de secar bien tus oídos al terminar de tomar un baño, e incluso podrías recurrir al uso de tapones para impedir que el agua ingrese al conducto auditivo. Asimismo, es preciso que al ir a nadar apuestes por utilizar tapones de oído diseñados directamente para este propósito, dado que los mismos tienen la capacidad de ajustarse sin problema al interior del canal auditivo sin causar daños, y evitando el paso del agua o de los componentes (cloro o suciedad) que pudieran estar presentes en ella.

Usa protección auditiva al trabajar con equipos o en lugares ruidosos

proteccion auditiva

Hay numerosos ambientes laborales donde los trabajadores se ven expuestos al ruido (de intensidades muy altas) de forma constante, por ejemplo, en el caso de los mineros, controladores aéreos, camareros, etc.

Si este es tu caso, resulta aconsejable que apuestes por utilizar protectores auditivos a medida que te ayuden a reducir el impacto que el ruido puede tener en el tímpano y en consecuencia, lograr prevenir la aparición o la severidad de posibles patologías auditivas.

Evita introducir objetos dentro de tus oídos

Debes evitar el uso de horquillas o de cualquier otro tipo de objetos para retirar cera y/o rascarte los oídos.

De igual modo, no es aconsejable que utilices bastoncillos de algodón, debido a que los mismos podrían llegar a causar daños tanto en la membrana como en el interior del oído como consecuencia de la presión que ejercen, además pueden causar tapones.

No aplicar determinados líquidos dentro del oído

Evita la aplicación de aceites minerales, agua oxigenada o cualquier clase de solución salina dentro del canal auditivo, y es que aunque la creencia de dichos líquidos son buenos para el cuidado y la limpieza de los oídos se encuentra bastante extendida, lo cierto es que su uso no ayuda.

Esto se debe a que contienen ciertos elementos que podrían terminar causando infecciones en el interior de los oídos.

Presta atención al sufrir resfriados, gripes y/o catarros

Al estar enfermo, suele ser muy común que puedas llegar a sufrir una infección de oídos, la cual podría causar una pérdida auditiva; por eso, debes prestar especial cuidado en este tipo de situaciones.

Sin embargo, al tratarla a tiempo acudiendo a un especialista, por lo general, se puede lograr que la audición se normalice.

Acude a un médico especialista

Si llegas a notar cualquier tipo de molestias en tus oídos o algún síntoma que indique pérdida auditiva, será importante que acudas a un otorrinolaringólogo con el fin de evitar su avance.

Ten en cuenta que lo más recomendable es que te realices revisiones periódicas para hacer una prueba de audición, por lo menos de forma anual, especialmente después de los 50 años.

Evita el uso de medicamentos ototóxicos

Al asistir a una consulta con algún médico de confianza, sería aconsejable que le pidas que no te recete medicamentos ototóxicos, ya que los mismos podrían llegar a causar daños en el oído.

Si bien los profesionales de la salud siempre buscarán tu bienestar y garantizar la salud general de tu cuerpo, lo cierto es que existen gran parte de este tipo de medicamentos suelen estar incluidos en el grupo de los antibióticos y de forma hipotética e indirecta, pueden comprometer tu audición.

Para terminar, solo queda decir que debes tener en cuenta que aquellos hábitos que pongas en práctica cada día son los que te ayudarán a mantener y garantizar tu salud auditiva.

Por eso, si quieres asegurarte de proteger adecuadamente tus oídos, lo más recomendable es que comiences a implementar los consejos que te hemos presentado a lo largo de este post, y sin duda alguna podrás hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *