Hay cientos de edificios y lugares peculiares en Madrid, muchos están encerrados por muros, leyendas y varias historias escalofriantes, ya que a lo largo de los siglos ha habido apariciones, fantasmas, espíritus y asesinatos en la leyenda de la villa de Madrid.

Casa maldita de la calle Antonio Grillo

En pleno centro de Madrid, el número tres de la calle Antonio Grillo tiene muchas historias de sucesos y apariciones, ya que esta casa ha visto ocho asesinatos, que aunque han sido en diferentes épocas se relacionan por la forma en la que ocurren.

La historia comienza en 1945, donde aparece un cuerpo en un increíble estado de descomposición y con varias señales de violencia donde se dijo que se ocasiono por un robo, esto ocurrió en uno de los pisos de la casa.

Después de 20 años un padre le quito la vida a sus siete hijos, después hizo lo mismo con su esposa, y luego saco los cuerpos al balcón, para que las personas vieran esto y quedaran horrorizadas, más tarde se pegó un tiro.

Dos años más tarde una joven asfixia a su bebe y lo oculta en un cajón de su mesa, ella cometió un infanticidio porque tenía miedo a la deshonra familiar por ser madre soltera, su hermana lo descubrió días después.

Con todo esto, el historial sangriento no se para en el número tres, porque a lo largo de esta calle y a lo largo de la historia han sucedido cosas muy feas, por lo que se puede decir que la calle está totalmente maldita.

Las sicofonías del Palacio de Linares

Las sicofonías del Palacio de LinaresSe dice que este palacio se encuentra maldito desde la Guerra de Independencia, cuando los franceses cometieron en ella todo tipo de atrocidades.

Esta leyenda habla de que el Marques de Linares se casó son una mujer que era su hermana y él no lo sabía, pero cuando supieron que lo que habían hecho era un pecado incestuoso, fueron a donde estaba el papa Pio IX y este les dio una bula papal que fue llamada Casti Convivere, pero esto fue tarde porque ya habían engendrado a una hija.

Después de este escándalo la pareja asesina a su hija, decidiendo emparedar su cadáver en la llamada casa de las muñecas que esta anexa al edificio, en un recinto que era una zona de juegos para sus futuros hijos.

El marques se suicidó y la marquesa murió de pena y se dice que es Raimunda, la niña asesinada, se encuentra por el palacio cantando y bailando y de vez en cuando llama a sus padres.

El cura pecador de la calle Ayala

Desde los años 80 un cura atormentado no deja vivir tranquilos a los vecinos de los pisos cercanos a una casa amarilla que se ubica en el número 126,  ya que son muchos los vecinos que han vendido sus pisos por los gritos y el ruido de muebles moviéndose que suenan en ese lugar donde falleció el cura.

El hombre sin cabeza de la Iglesia de San Ginés

Cuenta la historia que en 1353 unos ladrones invadieron el recinto y un hombre intento evitarlo, pero los ladrones lo decapitaron  y desde entonces el aparece buscando venganza.