El negocio de Steve Jobs y Wozniak se ha convertido en una de las empresas más sólidas de todos los tiempos. La tecnología y sus productos vanguardistas son un indiscutible imán para miles de consumidores alrededor del mundo.

La caída de los beneficios de Apple: La noticia económica más importante

Sin embargo, el éxito de las empresas dependen de múltiples factores y muchos de ellos están fuera de la percepción del usuario común.

El último trimestre del 2018 se observó que las ventas de iPhone no están dentro de lo esperado. Esta situación ha protagonizado una de las noticias económicas más importantes, apenas empezando el 2019.

Se avecinan tiempos de cambios para Apple

Apple ha dirigido una carta a los inversionistas de la compañía exponiendo una considerable perdida de los ingresos que se estimaban para los primeros tres meses del 2019.

El director ejecutivo de Apple Tim Cook considera que una razón es la guerra arancelaria entre EE. UU. Y China. La desaceleración económica en China continental ha ocasionado que las proyecciones que se encontraban positivamente ubicadas en 93000 millones de dólares se redujeron a 84000 millones.

Después de las declaraciones ofrecidas por Cook las acciones de Apple sufrieron una baja drástica.

De hecho se ha señalado que las acciones se encuentran en el punto más bajo desde el 2005. Entre los datos que se conocen se sabe que para septiembre del año pasado la empresa de Jobs tenía un valor superior al billón de dólares y actualmente su valor es ligeramente mayor a los 700.000 millones de dólares.

Durante el mes de agosto Microsoft se posicionaba como la empresa más valiosa del mundo dejando a Apple en el segundo lugar.

Para lo que va de año ya es la cuarta empresa por debajo de Amazon y la empresa matriz de Google Alphabet. Después de estos eventos, se ha informado que la compañía tiene como proyecto realizar un recorte del 10% en la producción de iPhone XR, XS y XS Max para el primer trimestre del 2019.

La situación de la empresa icono de Silicon Valley ha tenido repercusiones de alto nivel.

El presidente Donald Trump ha mostrado su apoyo y ha solicitado que la compañía traslade la producción a territorio norteamericano. Por otro lado y como medida estratégica la industria tecnológica suspendió sus actividades en la bolsa y no se pueden realizar compra o venta de sus acciones.

Esto por supuesto aumenta la incertidumbre, sin embargo Tim Cook y en una entrevista ha asegurado textualmente: “todo entra dentro de las expectativas”.

Entre los motivos evidentes que han tenido que ver con la caída de los beneficios de Apple se encuentran que la empresa que percibía ingresos entre 89000 y 93000 millones de dólares, ahora está percibiendo 84000 millones.

Las acciones han bajado de 274 USD a 147. Por otro lado, los gastos operativos se han elevado de 8700 a 8800 millones de dólares.

Es innegable que las tensiones económicas entre EE.UU. y China han sido determinantes y provocan dudas entre los inversionistas. La gran cantidad de usuarios asiáticos se están mostrando cada vez menos propensos a adquirir el producto.

Las demandas también han disminuido en otros mercados, ya que los usuarios no ven ningún beneficio en renovar un producto por otro de similar tecnología y prefieren esperar a que los precios disminuyan.

Otra circunstancia que no favorece es el aumento del valor del dólar y su influencia en los cambios entre el comercio extranjero. Además, la economía de los países del tercer mundo ha hecho que sus habitantes no inviertan lo que solían en nuevas tecnologías, representando un porcentaje en la disminución de las ventas.

Se debe recordar que los mayores ingresos de Apple son gracias a su producto iPhone y la disminución de las ventas en este producto lo perjudica directamente.

Quizás ya es hora de una nueva reinvención por parte de la compañía, ya que los usuarios están cambiando de forma acelerada y el mercado también. Por ejemplo en la India y otras partes de Asia la competencia es muy reñida. Además, el iPhone es un dispositivo de gama alta que requiere de una importante inversión.

Por último, muchos usuarios prefieren optar por los programas de intercambio de baterías, de esta manera pueden tener un dispositivo que cumple con sus expectativas y para lo cual la inversión es mínima si se compara con la cantidad que cuesta un producto iPhone nuevo, ya que está entre 700 y 1000 dólares.

Ventajas para los usuarios

Lo cierto es que toda esta crisis que está viviendo Apple puede ser muy positiva tanto para los usuarios como para la compañía. Por un lado Apple debe analizar y replantear sus productos y estrategias ya que los usuarios alrededor del mundo se han manifestado y es evidente que la marca requiere una renovación.

La historia de esta compañía ha demostrado que siempre ha salido victoriosa de las crisis y esto puede resultar no solo en mejores y más accesibles productos de tecnología, sino también en las actualizaciones y el sistema operativo.

Las próximas noticias que ofrecerá de manera oficial la compañía se esperan para el 29 de enero del presente año. Para entonces los inversionistas y el público en general, podrán conocer un poco más sobre la situación financiera de una de las empresas más estables y productivas del mundo.