Las sequias en España han ido aumentando gradualmente y cada año nos preguntamos si esto siempre ha sido así o si es algo que ha surgido con el cambio climático.

Pues para ayudarnos con esta pregunta un grupo de investigadores de la Universidad de Zaragoza ha realizado la reconstrucción de las sequías de los últimos 318 años. Para ello, tomaron como muestra el periodo que comprende desde 1694 al 2012 y hoy hemos podido conocer sus hallazgos.

Las sequias en España

Para hacer la reconstrucción de estas sequías el equipo estudio los anillos de crecimiento que presentan los árboles así como el índice de precipitaciones. Al analizar estos elementos descubrieron varios aspectos importantes, pero sin duda alguna uno de los hallazgos más destacados fue el reconocimiento de los meses más secos en todo este periodo.

Pese a lo que podríamos pensar este periodo más seco no se dio hace muchos años sino que se dio entre julio del 2011 a julio del 2012.anillos árboles

Ahora, sabemos que las sequías en España son un fenómeno recurrente debido a la ubicación sobre la cuenca mediterránea, pero esto no ha dejado de traer consecuencias muy negativas sobre la sociedad, sobre los sistemas naturales y claramente también sobre la actividad económica.

Pero el reconocimiento del periodo más seco no fue el único hallazgo de este estudio. En realidad, otros hallazgos importantes que se dieron a partir del estudio de más de 330 muestras en la provincia de Teruel fueron los siguientes:

  • Por medio de este estudio los investigadores lograron identificar en este periodo de tiempo 7 momentos muy secos y solo 5 especialmente húmedos.
  • En cuanto a los periodos más secos según el estudio, que se publicó en el International Journal of Biometeorology, se dieron  otros 36 años categorizados como extremadamente secos. Dentro de estos años se encuentran 1725, 1741, así como 1803 y también 1879. Por otro lado,  también se presentaron otros 28 años de mucha humedad.

Sobre estos hallazgos es importante destacar que varios de los acontecimientos que presentan se relacionan de manera directa con catástrofes históricas. De esta forma se sabe que en el año 1725 son hubo cosecha y como saben los Monegros este fue “El año sin cosecha”.

Esta reconstrucción de las sequias en España ha dejado claro que este hecho no es algo nuevo, pero es claro que no nos permite predecir sobre los hechos futuros que podrían suceder con respecto a esta escasez de agua extrema.cambio climático

En todo caso, debemos tener claro que con este tipo de estudios lo que se hace es aprobar aquellos modelos que han surgido y que tratan el tema del cambio climático a futuro.

Así pues, uno de los investigadores deja claro que las sequías así como los años húmedos que se vivieron en el siglo pasado y que se viven actualmente solo evidencian la recurrencia de estos fenómenos extremos. Así mismo, aclarar que las predicciones referentes a la tendencia de las precipitaciones y a la variabilidad no se pueden considerar totalmente fiables y es que en ellas hay muchos otros factores influyentes.