¿Por qué la plata se pone negra?

La plata destaca por ser un metal bastante apreciado, especialmente dentro del mundo de la joyería.

En este sentido, aunque las joyas de plata son realmente estilosas y logran ofrecer un toque juvenil, lo cierto es que presentan también un pequeño inconveniente, y es que pueden llegar a tener manchas oscuras a su alrededor que aparecen a medida que pasa el tiempo.

Esa es la razón por la cual es apropiado saber cómo mantenerla siempre en óptimas condiciones, ya que al consistir en un metal reactivo, suele ponerse negro con mucha facilidad, llegando a perder todo su lustre y reflejando un aspecto ajado.

¿Por qué la plata suele ponerse negra?

En general, hay dos motivos por los que la plata se suele poner oscura con el paso del tiempo.

La primera consiste en el PH de la piel, el cual resulta diferente en cada persona, razón por la que a algunas personas los objetos de plata pueden durarles mucho tiempo en perfecto estado, mientras que a otras se les terminan poniendo negra en poco tiempo, es decir en aquellas que poseen un PH de la piel muy ácido.

El otro motivo por el cual se ennegrece la plata se trata del contacto que suelen llegar a tener con algunas mínimas partículas de azufre que se encuentran presentes en el aire. Cuando esto ocurre, este popular metal comienza a ponerse un poco amarillento, y poco a poco empieza a presentar manchas oscuras.

Además, suele ser muy común acelerar dicho proceso al terminar haciendo que la plata esté en contacto directo con perfumes, cremas y maquillajes, al igual que al exponerse mucho a la luz solar, entre otras cosas.

Ahora bien, esas partículas de azufre no solo están presentes en pequeña concentración de sulfuro de hidrógeno (ácido sulfhídrico) del aire, sino también en otros lugares en los que podemos exponer la plata continuamente y de forma consciente, como por ejemplo, en ciertos alimentos.

En cualquier caso, el contacto que se produce entre la plata y el azufre produce una reacción denominada sulfatación, la cual es la que termina causando la aparición de esa capa de corrosión que deslustra el metal, y hace que se ponga negro.

¿Cómo limpiar objetos de plata que se han puesto oscuros?

Aparte de poder usar la variedad de productos que han sido exclusivamente elaborados con la finalidad de tratar la plata y ayudar a mantenerla en óptimo estado, lo cierto es que también hay otras alternativas caseras, las cuales puedes usar de forma sencilla para blanquear tus productos creados con este metal.

En este sentido, una gran forma de limpiar tus objetos de plata que se han ennegrecido consiste en usar bicarbonato sódico, y para esto, debes mezclar un poco de bicarbonato con agua caliente para conseguir una pasta, la cual después tendrás que frotar con suavidad alrededor de esas piezas de plata que deseas limpiar.

Otra alternativa bastante interesante se trata de sumergir los objetos de plata ennegrecidos dentro de algún recipiente previamente forrado con papel de aluminio, asegurándote de llenarlo antes con agua caliente y un poco de sal, aunque también podrías usar bicarbonato.

Dicha mezcla producirá una reacción donde el azufre terminará desprendiéndose de la plata, con el fin de adherirse en el aluminio.

Tips para impedir que la plata pueda ponerse negra en menos tiempo

A continuación te vamos a dar a conocer varias recomendaciones que puedes tener en cuenta, y poner en práctica para evitar que tus piezas de plata se pongan negras:

Ponte las joyas justo antes de salir de casa

Los componentes que se encuentran presentes en ciertas cremas, perfumes y/o maquillajes podrían hacer que la plata se oscurezca; por eso, al ponerte tus joyas antes de salir, podrás impedir que la plata tenga contacto directo con tales sustancias, y lograrás que se mantenga en buenas condiciones durante más tiempo.

Limpia un poco cada pieza al terminar de usarla

No debes realizar una profunda limpieza, basta con que pases algún paño alrededor de la pieza.

Sin embargo, si tienes el tiempo suficiente para hacerlo, lo más conveniente que la laves usando un poco de agua y jabón libre de fosfatos, o solo agua tibia, utilizando tus dedos para frotarla con suavidad.

Hacer esto habitualmente te ayudará a impedir que tus objetos de plata se oscurezcan, de modo que podría ser apropiado que lo hagas al menos una vez al mes, sin importar la frecuencia con la que utilices cada pieza.

Evita ducharte o lavarte las manos mientras llevas puestas las joyas

El cloro se encuentra, de igual manera, entre los agentes que podrían contribuir a que la plata se vuelva de color negro; razón por la cual, pese a que pueda ser algo incómodo, debes tratar de quitarte las piezas de plata cada vez que te vayas a duchar, o simplemente al lavarte las manos.

Otros consejos

Además de lo anterior, otras recomendaciones que podrían ayudarte son:

  • Evita guardar tus joyas de plata en espacios que sean húmedos, por ejemplo, la cocina o el baño.
  • En caso de transpirar mucho, lo mejor será que te quites tus joyas, como por ejemplo, al ejercitarte o en caso de fiebre.
  • Asegúrate de guardar tus joyas dentro de alguna bolsa cerrada dentro de la cual puedan mantenerse protegidas del aire y después colócalas en un espacio oscuro.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *