Aunque la cantidad de personas mayores en su infancia utilizar brackets o cualquier otro tipo de aparatos de ortodoncia, existen casos en donde se ha necesitado nuevamente de estos equipos dentales. Además es muy importante cuidar de la salud de los mayores si se quiere alargar la vida de nuestros abuelos o padres.

¿Hay casos de personas que necesitan de una segunda ortodoncia?

Claro está, cuando se hace un buen trabajo y se cumple con el  tratamiento indicado, es casi nula la posibilidad de necesitar brackets nuevamente.

Los casos no son tan numerosos pero si los hay. El hecho que hayas llevado aparato durante tu infancia o parte de tu adolescencia, no significa que los resultados van a ser por toda la vida.

En primer lugar porque la ortodoncia actual no es tan efectiva como para mantener los resultados a largo plazo. Y en segundo lugar porque los dientes tienden a regresar a su estado original con el paso del tiempo.

Claro, que mientras se siga un tratamiento para evitar lo segundo, los efectos de la ortodoncia durarán mucho más, pero existen casos donde es imposible evitar este efecto y al cabo de 10 o 15 años, la persona vuelve a necesitar de estos equipos en su boca.

Existe una ventaja  en todo esto y es que no se requiere aparatos sofisticados ni por una larga duración. Sería más bien como un equipo bucal que corrija las leves imperfecciones que se ha desarrollado a lo largo de los años.

Por ejemplo, durante tu adolescencia utilizaste brackets por 4 años. Tus dientes quedaron perfectamente alineados, pero cuando ya estás en los 30 o cerca de los cuarenta, notas que no tienen la misma alineación.

Gracias a la tecnología y los avances actuales, esto se puede corregir acudiendo a las férulas de Invisalign.

En lugar de volver a colocarte brackets para corregir el problema, simplemente se estudia y se crea una férula personalizada y en menos de 1 año o año y medio a lo mucho, tendrás tus dientes en perfecto estado nuevamente.

¿Qué tan  efectivos y/o complicados son los retratamientos?

  • Sabemos que los retratamientos son posibles debido a que los dientes suelen regresar a su posición inicial tras haber pasado cierto tiempo después de un tratamiento de ortodoncia.
  • Es por ello que se recomienda a los pacientes estar en constante revisión tras finalizar un tratamiento, de manera que se pueda detectar si se necesita una extensión en el uso de brackets o férulas y no.
  • Así pues, en caso de tener que acudir nuevamente a la ortodoncia, esta resulta mucho más práctica sencilla y de menor duración, puesto que solo se necesita en la mayoría de los casos unos ligeros ajustes o correcciones menores.
  • Así pues, la complejidad del tratamiento no suele ser muy alta, aunque esta dependerá del estado y la condición de tu dentadura. Pero como tal, es mucho más fácil que la primera vez.

¿A qué edad se suele hacer los  retratamientos de ortodoncia?

Esto es relativo, puesto que cada persona y cada caso es diferente. Pero como tal, la media se ubica entre los 40  y 50 años.  Esto para que te hagas una idea de lo tardío que puede ser para los dientes volver a tomar suposición inicial.

Como ya mencionamos en otras oportunidades, la tecnología Invisalign ha desplazado a los brackets y se ha posicionado como la opción número uno en España y en el mundo. Bien puedes utilizarla para acomodar tu dentadura o utilizarla como retratamiento ortodoncia. Además los precios de Invisalign son casi más económicos que cualquier tecnología que emplee los brackets convencionales, llegando a ser una gran apuesta de futuro.

De ambas maneras funciona bien. Pero, lo que pocos saben y tienen en cuenta es que una vez finalizado el tratamiento con este método, puedes obtener una férula que puedes usar para mantener la posición de tus dientes.

Pero es imposible que todo en la vida resulte perfecto. Por más seguimiento que hagas a tu dentadura, no puedes evitar alguna complicación o que surja alguna anomalía.

Es posible que necesites de una segunda ortodoncia, pero aquí te explicaremos el porqué de ello y si realmente necesitas de ella, o al menos si puedes realizarte una segunda ortodoncia.

¿Qué pasa cuando utilizas brackets?

Todo mundo conoce los resultados de los brackets, y quienes se los han colocado, saben lo doloroso y molesto que llega a ser estos aparatos, sobre todo al inicio, cuando tienes que sacarte las  muelas del juicio (en caso que las  tengas).

Este último punto es indispensable cumplirlo, pues de no sacarte las muelas del juicio, de nada vale utilizar brackets durante  tu infancia y ya cuando entras en tu fase adulta, te empiecen a salir.

Que algo así suceda te va afectar a nivel dental. Todo el trabajo que  lograste arreglando tus dientes de pequeño, se verá afectado si no se corrige “el problema” a tiempo, es decir, si dejas que estas muelas (innecesarias crezcan), la dentadura comenzará a desplazarse y esto te generará diversos problemas.

Así pues, de que se puede necesitar de la ortodoncia por segunda vez, se puede. La diferencia está en que el tiempo, la complejidad y otros aspectos son mucho menores que en el principio.