¿Qué tipo de protector solar debo usar en la cara?

El sol es uno de los principales culpables del envejecimiento del rostro, y para proteger la cara, es posible contar con varios tipos de protectores solares que crean una barrera capaz de reducir los efectos del sol sobre la piel. Lee nuestra guía para saber qué crema solar para la cara comprar.

Ante la gran variedad de productos que hay en el mercado, es complicado saber cuál es la mejor opción. Por tal motivo, debes conocer los diferentes tipos de protectores solares, compararlos, y elegir el más adecuado para ti.

Protector solar para cada tipo de piel

El protector solar es un producto que no debe faltar en tu rutina, ya que diariamente te expones a un fuerte sol que termina por afectar tu piel con el paso del tiempo.

Las fórmulas del protector solar son capaces de crear una barrera de protección que evitará un fuerte daño en la piel del rostro. Gracias a esto, reduces los signos de envejecimiento, y logras un rostro más saludable.

Es importante que conozcas el tipo de protector solar que funciona para tu tipo de piel, de esta manera los resultados son más efectivos.

Piel grasa o mixta

Si tienes una piel grasa o mixta, compra un protector solar que sea oil free o matificante. Necesitas de un producto con alto contenido de minerales y que sea un gel, esto ayuda a la piel a absorber mejor sus componentes.

Busca un protector solar que lo puedas aplicar después de los procedimientos cosméticos diarios, con una protección que no se degrade cuando entra en contacto con el sol, y que sea resistente al agua.

Para la piel grasa o mixta, las fórmulas sin aceites son las más recomendadas, tanto por su rápida absorción de la película grasa en la piel, como por prevenir la formación de granitos.

Piel seca o normal

En caso de tener una piel normal, puedes usar cualquier fotoprotector. Sin embargo, se recomiendan los de amplio especto, estos ayudan a suavizar la textura de la piel, y a unificar el tono.

Con una piel seca, el protector solar con ingredientes naturales es el más recomendado, con vitaminas, péptidos y hasta ácido hialurónico, de esta manera mantienes la piel hidratada y protegida.

El protector solar es perfecto para este tipo de pieles, y es que cualquier opción es igual de efectiva, así que depende de tus preferencias.

Piel madura

La piel madura ya presenta signos de la edad y requiere de cuidados más específicos por causa de la perdida de colágeno, por la aparición de manchas, o la elastina.

El protector solar a comprar debe contar con ingredientes antioxidantes, como la vitamina E o los polifenoles. Estos ingredientes son capaces de eliminar los radicales libres que afectan las células y el ADN.

Incluso hay productos con fórmulas más sofisticadas que cuentan con tecnología para proteger el ADN, evitando la modificación y el deterioro de su estructura.

De acuerdo al tipo de piel que tengas, necesita de un protector solar específico para contar con los ingredientes, fórmulas y componentes adecuados para conseguir una óptima protección y cuidado de la piel del rostro.

Ten en cuenta los problemas de la piel

A la hora de elegir un protector solar, debes tener en cuenta los problemas en tu piel, dependiendo de esto necesitas de una fórmula determinada para no empeorar la afección.

Si sufres de acné, compra un protector solar no comedogénico y con SPF50, estos cuentan con una formación capaz de evitar que los rayos UV oscurezcan las marcas del acné.

Para una piel con manchas, debes elegir un protector solar de crema y de alto espectro para prevenir la formación de nuevas manchas, además de contener ingredientes inhibidores de melanina.

También puedes usar un protector solar que unifique el tono de la piel, ocultando las imperfecciones, y creando un aspecto increíble en el rostro.

En caso de tener una piel sensible, debes asegurar que el protector solar no cuente con ingredientes que provoquen una reacción alérgica o sensibilicen más la piel. Evita un producto con perfumes, químicos agresivos, o parabenos.

Lo más recomendado es comprar un producto elaborado para la piel sensible, dado que sus formulaciones son más controladas y las texturas calmantes.

Si realizas actividades al aire libre, como correr o pasar el día en la piscina, vas a necesitar contar con un protector solar capaz de resistir el agua y el sudor. Gracias a esto aseguras una óptima protección, incluso después de mojar el rostro.

¿Cómo usar el protector solar?

Para aprovechar al máximo la protección del protector solar, lo debes aplicar de la manera correcta.

Por lo general, debes usar el protector solar después de aplicar el tratamiento facial diario, y antes del maquillaje. Con una fórmula de SPF 30 es suficiente, si piensas usarlo todos los días.

Diariamente cuando vayas al trabajo, a estudiar o a pasear, no estarás expuesto directamente al sol o durante largos períodos, caso contrario si vas a la playa o a la piscina, donde es necesaria una protección de amplio espectro.

El protector debe tener un SPF entre 30 y 50. Aplica el protector solar en tu piel bien seca, ya sea después de cada baño o cada dos horas.

Siguiendo estos puntos, tienes la oportunidad de comprar el protector solar adecuado para proteger tu piel de los efectos negativos del sol, consiguiendo un rostro más saludable, y con menos signos de envejecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *