Cuando llega la época de verano suele ser común que debido a los días largos y al buen tiempo, las tapas alrededor de las terrazas del territorio español terminen floreciendo, lo cual se debe a que quedar con amigos para tomar un par de cañas y por supuesto, acompañarlas con buenas tapas, ya que consiste en una práctica bastante frecuente.

El origen de las tapas en Barcelona

Y a pesar de que Barcelona no se trata realmente de la capital de las tapas, lo cierto es que esta tradición foránea ha logrado asegurarse que en la ciudad condal no falten exquisitas tapas.   

Cabe mencionar que este tentempié que no cuenta con ningún coste adicional y además de ser una costumbre bastante arraigada dentro de la ciudad de Barcelona, es igualmente un gran reclamo turístico entre los múltiples de visitantes que anualmente llegan a las ciudades españolas con el fin de poder experimentar, de primera mano, esa actividad tan popular que se conoce como el tapeo.

Asimismo, puede decirse que se considera que estos aperitivos tan emblemáticos tienen su origen dentro del empeño que Alfonso X “El sabio” puso para lograr que las tabernas de su época sirvieran sus bebidas alcohólicas acompañadas por una pequeña ración de comida, a fin de poder prevenir la embriaguez en los comensales.

Sin embargo y más allá de su origen, no puede negarse que las tapas han sabido como evolucionar con el paso del tiempo para lograr posicionarse como una experiencia gastronómica de gran importancia, la cual cuenta con un valor turístico bastante fuerte.

Alrededor de las ciudad de Barcelona es posible encontrar numerosos bares de tapas que ofrecen sus denominadas tapas barcelona y de acuerdo a los que se visiten, es posible conseguir tapas que destacan por ser más básicas y otras que son totalmente innovadoras. En cualquier caso, lo cierto es que no existe una buena cerveza, vino o alguna otra bebida con alcohol si no se acompaña con una buena tapa.

¿Cuáles son las tapas con mayor demanda en Barcelona?

Como ya hemos señalado, Barcelona no suele ser especialmente popular debido a su cultura de tapas, especialmente al compararla con otras regiones españolas como Andalucía o el País Vasco. 

No obstante, cuenta con varios clásicos que pueden encontrarse habitualmente dentro de los menús considerados delicias en la gastronomía española. En este sentido, es preciso decir que las tapas no consisten únicamente en camarones y chorizo de ajo como podría imaginarse, ya que dentro las tapas típicas más demandadas de Barcelona suelen destacarse las siguientes:

Pan y tomate

Destaca por ser, por excelencia, la tapa catalana. Consiste en pan blanco untado con tomate, el cual además es rociado con sal y aceite. Supone un acompañamiento bastante apropiado para los demás tipos de tapas.

Anchoas

Son anchoas que se caracterizan debido a que por lo general, no suelen ser del tipo bastante salado al que seguramente la mayoría de las personas se encuentran acostumbradas. Sin embargo, son muy deliciosas y suelen servirse en vinagre tanto con ajo como con perejil.

Tortilla de patata

Independientemente del eterno debate que existe entre las personas a las que les gusta más cebolla y aquellas que la prefieren sin ella, lo cierto es que la tortilla de patata hace que todos estén de acuerdo en algo: tiene muy merecido su puesto entre las tapas más demandadas de Barcelona y el resto de España.

Y es que para una gran parte de personas, la tortilla de patata se trata de un verdadero manjar, por lo que no existe bar alrededor de la ciudad condal que no la tenga dentro de sus menús al momento de ofrecer una tapa a sus comensales.

Patatas bravas

Siguiendo con las patatas, también hay que mencionar otra de las tapas más demandadas de Barcelona, las patatas bravas.

Las mismas suelen ser imprescindibles entre los habitantes de la ciudad, al mismo tiempo que se presenta como una sorpresa bastante grata para aquellos viajeros que deciden disfrutar del “tapeo”.

La salsa se trata de la clave para lograr que las patatas tengan ese toque que les permite distinguirse del resto, y dentro de cada bar de la ciudad condal suelen darle su propio estilo; pudiendo encontrar unas más picante que otras, aunque siempre se presenta como una tapa que seguramente no defraudará a nadie.

Croquetas

Asimismo y dentro de las tapas más demandadas de Barcelona suelen destacar las croquetas y es que al ofrecer múltiples posibilidades, han terminado por conquistar todo tipo de paladar.

Pueden encontrarse de jamón, bacalao, queso, morcilla y boletus, etc., ya que no existe ingrediente capaz de resistirse a ellas.

Boquerones en vinagre

Otro de los manjares que tienen una gran demanda alrededor de los bares de la ciudad condal consisten en los boquerones en vinagre.

Los mismos se tratan de un bocado que liga perfectamente con la comida a la vez que se presenta como una verdadera delicia que es posible ingerir prácticamente sin darnos cuenta, dado que aunque tienen un sabor bastante intenso, la verdad es que destacan por ser realmente ligeros.

Ensaladilla rusa

Destaca por ser una tapa con gran personalidad, la cual es posible conseguir en diversas versiones, aunque por lo general cuenta con huevos duros, patatas, atún y zanahoria, pero también existen quienes suelen agregarles guisantes, pimientos rojos o espárragos.

Finalmente, hay que decir que estas son únicamente algunas de las numerosas tapas más demandadas que es posible degustar en Barcelona, pero existen muchas otras y  con el paso del tiempo se produce una mayor innovación y aparecen más versiones.